jueves, 16 de octubre de 2014

MAGIA FRIA


El frio apacigua, une lo disperso, lo que se encuentra disgregado, acelera procesos o ayuda a concretar algo y prolongarlo en el tiempo.

La MAGIA FRIA parte del fundamento de que la acción del hielo y los efectos que este produce en contacto con otras sustancias es capaz de transmutar las energias imperantes en otras de distinta indole. Lo que significa que cuando las fuerzas vitales que alimentan todo lo existente y generan el orden en el que vivimos son contrarias a nuestros intereses pueden ser modificadas "transmutadas" en una corriente energetica favorable, propiciatoria de eventos afortunados.

El efecto que produce el frío es decisivo. Trastoca lo que encuentra alterando de base las condiciones de vida. No porque la sustancia primigenia deje de perdudar, sino que sobrevive regida por nuevas leyes. Y son estas a las que hay que cambiar para que la realidad pueda ser alterada y dirigida en favor propio.

¿CÓMO ACTUA EL HIELO?

El hielo es un elemento mágico muy fuerte que se utiliza en contrahechizos, ritos de protección y defensa. Tiene poder neutralizador y por esa razón se incluye dentro de los objetos mágicos de "barrera".


SU USO

Se emplea en ritos de magia casera. Como es muy poderoso, no necesita ser combinado con otros elementos mágicos para producir efectos.
Se utiliza para frenar la negatividad y deshacer daños.

SU PODER

Su fuerza mágica es tan poderosa y drástica que, al hielo, se lo considera como un elemento ritual para ser utilizado como “último recurso”.
Es decir, que sólo debe emplearse ante circunstancias muy graves o en los casos en los que uno está absolutamente seguro de la identidad de su enemigo.

SUS EFECTOS

Corta las malas influencias de otras personas. El hielo “congela” a los enemigos, pone fin a la mala racha inexplicable y deshace trabajos.

RITUAL PARA NEUTRALIZAR A UN ENEMIGO

Este ritual es muy utilizado en magia casera.
Cuando una persona es víctima de la maldad de otra y está plenamente segura de la identidad de su enemigo puede contrarrestar el mal escribiendo en un papel el nombre de quien le hace daño.

Luego, debe doblarlo el mayor número de veces posible, hasta que ya no pueda plegarse más. Se aplasta bien y se coloca en el congelador durante el tiempo necesario.
Debe retirar el papel sólo cuando el daño haya desaparecido.

LIMPIAR UN DAÑO PARA SIEMPRE

A veces la mejor defensa es un buen ataque. Existen ofensas que pueden ser cortadas con hechizos de magia fría.

El ritual consiste en colocar en la puerta de entrada de la casa de la persona que ha ofendido o atacado, tres cubitos de hielo cuando haya luna en cuarto menguante.

Pero, el secreto está en que los cubitos no deben hacerse sólo con agua, sino que deben agregarse 7 gotas de limón y 7 gotas de lavanda.

Esto congelará la voluntad de su enemigo y no podrá seguir molestándolo. Esto no implica devolver un mal sino defenderse anulando la energía del otro.


FUENTE .... sibrujas.blogspot

No hay comentarios:

Publicar un comentario