martes, 28 de diciembre de 2010

HUMANOS SIN FRONTERAS



Este manifiesto es para todos los seres humanos de nuestro mundo, sin importar su raza, ni sexo; sin importar el estatus social ni el grado de desarrollo de su sociedad. Sin importar su cultura o religión.
Humanos sin fronteras nace desde el convencimiento de que las tensiones mundiales, guerras, discriminaciones, insolidaridades e injusticias son consecuencia de la variedad de influencias que estructuran nuestras mentes desde la niñez. Mentes formadas según el lugar de nacimiento. Mentes desarrolladas dentro de fronteras culturales e históricas. Mentes sometidas a costumbres y religiones. Humanos sin fronteras intenta, de una forma sencilla, identificar esas fronteras interiores, para así hacer comprender que no somos tan diferentes como creemos, y en consecuencia evitar esas tensiones y sufrimientos entre humanos. Ahora, más que nunca, nuestro mundo depende de nosotros, de nuestras decisiones, de nuestras formas de actuar, de decidir y vivir. Pero estamos condicionados por fronteras interiores.

________________________________________
EL PASADO


Estamos en constante evolución. Ni nuestro cuerpo, ni nuestra mente están parados en el tiempo. Evolucionamos y evolucionaremos como lo ha hecho, hace y hará el Universo. No lo podemos evitar pues como parte integrante del mismo seguimos sus pautas.
Es muy normal que si nuestros cuerpos son cambiantes y adaptables, estos se hayan ido amoldando a los diferentes climas y lugares habitados por el ser humano.
Tras miles y miles de años, nuestras apariencias externas se han aclimatado a los diferentes lugares de nuestro planeta dando lugar a, lo que hemos pasado a llamar, las razas. El que existan diferentes razas es algo lógico y normal que ha sido provocado por la propia naturaleza que, generación tras generación, ha ido influyendo sobre nuestros cuerpos.
Desde nuestros orígenes el clima y la geografía han sido determinantes, no solo para diferenciarnos en nuestro aspecto externo, sino también en nuestras costumbres y en nuestro carácter. Esas costumbres han arraigado en nuestro actuar, han influido en nuestros gustos, en nuestra personalidad, en nuestras motivaciones y miedos.
Nacieron idiomas formados por las circunstancias del momento. Formas de vivir, de organizarse, de interpretar el mundo según aquellas situaciones históricas. Sin embargo, esas diferentes costumbres, esas diferentes formas de ver la vida e interpretarla que tanto observamos y obedecemos, esas diferentes lenguas, todo ello, que nació en el pasado, toda esa diversidad, malogradamente ha contribuido, y contribuye, a distanciar a los seres humanos entre si, provocando que existieran guerras, rencores, odios, prepotencias e injusticias entre nosotros.
Costumbres que se utilizan para marcar diferencias entre los seres humanos de nuestro mundo. Que provocan enfrentamientos y distanciamientos. Que perjudican nuestro presente y futuro, y a nuestro planeta.
Es evidente que nuestro pasado es el pasado de toda nuestra humanidad. Partimos de un tronco común. El mundo no se creó con naciones, ni idiomas, ni razas. El mundo, nuestro mundo, nos dio la vida. Somos nosotros, y solo nosotros, los que hemos fraccionado y dividido nuestro planeta, los que hemos potenciado nuestras diferencias.
Tenemos por delante todo un reto, crear nuestras propias costumbres globales, acordes con nuestros conocimientos actuales, acordes con la verdad y la realidad de nuestra propia especie y existencia. No debe ser algo inalcanzable o ilusorio, sino que debe ser una meta a conseguir.
Nuestro mundo lleno de fronteras religiosas, culturales e históricas, sigue creciendo acotado. No obstante, nuestra fuerza descubridora ha llegado a un nivel tal que una falta de equilibrio, o de cordura, podría dar al traste incluso con nuestra propia existencia.
Por ello, no es sostenible indefinidamente un gran desarrollo material paralelamente con la existencia de fronteras interiores en la percepción que tenemos unos de otros. Es decir, el poder científico y la tecnología que hoy tiene el ser humano en sus manos es infinitamente superior al que existía cuando se forjaron las fronteras religiosas y culturales que, generación tras generación, se han ido transmitiendo en nuestras mentes. Dicha situación no sólo provoca desigualdades cada vez mayores, sino que puede ser consecuencia de graves tensiones en nuestro mundo que pongan en peligro la estabilidad y la paz mundial.
Esa necesidad de coherencia global, no se podrá realizar mientras tanto existan las múltiples fronteras interiores que nos separan los unos de los otros. Fronteras surgidas del pasado, acuñadas por las generaciones que nos han precedido y mantenidas en la actualidad. Nuestro futuro no puede estar limitado por nuestro pasado.
________________________________________

SÉ TÚ

En nuestra vida, hay tres grandes factores que nos moldean.
El primero, el lugar de nacimiento. Según el punto de la geografía en que venimos al mundo, derivaremos a unas u otras formas de interpretar y asimilar las vivencias que se nos van planteando en nuestro camino. Somos influidos por las costumbres del lugar, la historia, la lengua, el clima, la geografía, la religión o creencias existentes, las enseñanzas, la escuela, el grado de desarrollo industrial y económico de la sociedad en que nacemos, si nacemos en una ciudad o en el campo, en una casa o en una vivienda de un edificio ,en un sitio tranquilo o ruidoso, en un barrio rico o pobre, ...
El segundo factor son nuestros padres y madres, abuelos , tíos, amigos y personas que nos puedan rodear. Sobre todo somos influidos en nuestras edades más jóvenes, porque, desde nuestro nacimiento, lo asimilamos todo. Observamos todos los detalles. Es más, recibimos la influencia de nuestra progenitora en su propio vientre. Somos todo recepción. Los consejos, cuando somos niños pequeños, son algo dogmático en nuestras vidas.
Pero también nos van a influir ,y a moldear, miles de mensajes no hablados como la profesión de nuestros padres, la de los abuelos, sus formas de vestir, sus costumbres de alimentación, sus gustos deportivos, sus esperanzas en nosotros, su carácter, el grado de amor que recibamos, sus miradas ,su nivel de comprensión y apoyo, sus costumbres familiares heredadas generación tras generación , vivencias afrontadas, el grado de relación positiva o negativa entre los integrantes de la familia, sus miedos, sus tabúes, su situación económica, ...
El tercer factor son las características de nuestro cuerpo en este mundo, es decir de nuestro aspecto externo. El ser hombre o mujer, el color de la piel, los rasgos de nuestra cara, estatura, presencia,… . El ser más o menos guapo, gordo o delgado; la valoración que la sociedad en que vivimos dé a ese aspecto externo que tengamos, nuestra condición física, el tener alguna minusvalía,...
Entrecruzados a lo largo de años, desde que nacemos, esos miles y miles de mensajes y sensaciones que recibimos, provocan ,como resultado, que cada uno de nosotros tengamos nuestros gustos, capacidades, finalidades, objetivos, anhelos, miedos, carácter, seamos violentos o pacíficos, tengamos tendencias intelectuales, deportivas, ... Todos nos vamos encuadrando en "nuestro sitio" según esa sociedad. Un "sitio" según los valores del momento, de la sociedad en que vivamos. Valores que irán modificándose según el momento histórico en que estemos, el cual nunca será igual.
Cuando empezamos a tener en nuestras vidas ciertas responsabilidades, o podemos tomar decisiones; cuando empezamos a ser jóvenes adultos con cierta independencia familiar, o cuando más tarde llegamos a crear nuestra propia familia, o a tener nuestra profesión, aunque creamos que estamos decidiendo por si solos, lo cierto es que nuestro comportamiento ya está encuadrado dentro de unas pautas. Nuestras decisiones y manifestaciones toman como puntos de apoyo las referencias ya introducidas en nuestras mentes. Nuestra libertad de decisión ya está enmarcada dentro de unas determinadas coordenadas. Ya formamos parte de un país, de una historia ,de una sociedad, de unas costumbres, de unas creencias, y ,por tanto, estamos mediatizados en nuestra libre interpretación respecto muchos temas de nuestro mundo ,de la sociedad y del resto de humanos. Decidimos, pero lo hacemos dentro de las fronteras asimiladas.
Somos lo que el mundo preexistente hace que seamos.
¿Qué somos?. Si no nos hubiesen inculcado todos esos mensajes ¿cómo seríamos? , ¿cómo veríamos la vida y el mundo? , ¿cómo nos veríamos a nosotros y a los demás?.
________________________________________

LA MUJER


Por muchas leyes o normas que intenten lograr la igualdad entre el hombre y la mujer, y por muchos discursos que se hagan en esa dirección, nunca se logrará ver al ser humano como uno, si no lo entendemos y comprendemos, cada uno de nosotros, sabiendo ver más allá de las formas de nuestros cuerpos.
El hombre y la mujer son el igual, son el algo mismo, pero diferenciado por el sexo.
A medida que la mujer ha podido obtener cotas de mayor comprensión y reconocimiento, ello le ha permitido demostrar que puede igualar al hombre en todas las tareas culturales, sociales, científicas, etc... En cambio, si bien es cierto que físicamente no es tan fuerte, -factor del cual ha abusado el hombre y que históricamente ha sido determinante para que la mujer estuviera siempre en un segundo plano- , también es cierto que la maternidad pertenece en exclusiva a la mujer.
La mujer, muchas veces, está obligada a tomar como cierto y verdadero el ser inferior. Esa mujer no podrá realizar, ni alcanzar a desarrollar, las aptitudes más sutiles de su mente, porque la opresión sufrida, la ignorancia sobre la grandeza del interior que posee, el saberse que no será escuchada o valorada como un igual, todo ello, impedirá que esa mujer pueda demostrar lo que realmente es y vale.
Debe asumir, soportar y luchar con el hecho de que pertenece al sexo que tristemente se ha visto postergado en toda sociedad. Muchas veces ha debido sufrir, aunque perteneciese a una clase o grupo marginado, el ser, además dentro de ese grupo, adicionalmente marginada por el hombre a su vez marginado. En donde ha habido incomprensión ha debido soportar, además, la incomprensión añadida por su condición de mujer. El desconocimiento y la incultura, siempre, han perjudicado más a la mujer que al hombre, y allí donde el hombre ha sido oprimido la mujer ha debido soportar la discriminación del hombre oprimido; que por serlo, en muchas ocasiones ha descargado, en la mujer, sus frustraciones.
Hasta ahora no hemos sido capaces de ver en ella que es un humano igual que el hombre, con la sola diferencia de que exteriormente, su estructura física, se ha conformado en función de que su genética sexual ha correspondido al sexo femenino.
La mujer ha sufrido, y sufre, una fuerte discriminación, no esporádica sino diaria, no superficial sino total e íntima; siendo en unas sociedades o civilizaciones, dicha discriminación, más grave que en otras, llegándose a situaciones de impune crueldad.
Nuestro mundo, no puede avanzar con esta lacra, con este desconocimiento de la identidad humana. El relego a la oscuridad de la mujer , el relego a un injustificado segundo plano de la otra gran expresión externa del ser humano, es inadmisible. Es una gran frontera interior a vencer dentro de nuestra evolución.
Existen diferentes baremos para valorar el grado de desarrollo humano de nuestras sociedades, pero el más importante es el estado de respeto, igualdad y comprensión que pueda tener la mujer en toda sociedad. La mujer pertenece actualmente al grupo humano más numeroso que sufre discriminación a nivel internacional , sin que se salve civilización o cultura alguna; llegando ,en según que latitudes, a situaciones cotidianas de auténtico terror en base a arbitrarias costumbres, religiones o creencias nacidas en épocas pasadas.
Donde menos derechos y más restringida tenga la mujer su libertad, donde menos respeto y consideración tenga, donde más discriminada o subyugada esté , tanto más atrasada estará aquella sociedad, y tanto más le costará, a aquella sociedad, no solo alcanzar situaciones de equilibrio social, sino de bienestar, de logros científicos, económicos y culturales.
Toda mujer amada desde su niñez, a la que se le diga y se le enseñe su igualdad, que sea respetada, que perciba del mundo que le rodea sensaciones positivas hacia ella, que sepa de su potencial humano, que sepa que se reconoce su inteligencia, su saber, que se le escuche, esa mujer alcanzará cualquier meta. Es fundamental romper y destruir esa frontera, esa enorme frontera que existe dentro de toda sociedad, dentro de toda cultura y raza. Es una frontera que separa, que discrimina incluso dentro de un mismo nivel social, dentro de una misma familia. Es una frontera que posterga y relega a una parte de la humanidad, a una parte de nuestro mundo, a su mitad.
La mujer debe participar en todos los foros mundiales por igual; tener los mismos derechos que el hombre. Se le debe permitir disfrutar del mismo respeto que pueda tener el hombre en todos los campos, sea laboral, religioso, político, en la enseñanza, etc... Es inhumano que se prive, a millones de seres, de sus derechos y capacidades humanas por el simple hecho de que su cuerpo externo tenga forma femenina. Debemos enseñar y creer en nuestra igualdad humana, y así ser dignos ante nosotros y ante las generaciones venideras. Ser dignos ante este Universo que nos ha dado la vida. Una vida que solo nosotros podemos hacerla más justa.
________________________________________

RELIGIONES


No son las religiones las que se pueden atribuir que el ser humano sea espiritual, al contrario, es ese carácter espiritual de los habitantes de nuestro mundo lo que demanda, solicita, necesita y pide que se le de plenitud espiritual. Todo ser humano tiene esa faceta espiritual; no obstante, falta que quiera, le dejen o sepa encontrarla. Nadie nace negado de ella.
Las religiones han promovido guerras, diferencias, castas, privilegios, prejuicios; en definitiva se han utilizado para crear fronteras entre los seres humanos. No obstante , ese espíritu nuestro no tiene estructura, ni intereses, ni entiende de formalidades, no se halla estratificado como las jerarquías religiosas. Ese espíritu es como el aire que entra en nuestros pulmones y se expande por todo nuestro cuerpo. Lo tenemos porque existe en el todo Universo. El espíritu de nuestro Universo no busca diferencias , ni guerras, ni crueldades, ni da más derechos a unos que a otros, sino que es igual en todos, es el mismo. No discrimina a unos humanos en favor de otros, pues ello sería discriminarse a si mismo.
El espíritu es contrario a las fronteras religiosas existentes.
Ese espíritu , que nos acerca a Dios, es amor, es paz; y Dios está por encima de todas las religiones. Dios no es solo lo que nos dicen, sino lo que cada uno de nosotros podemos saber y sentir de Él. No solo es un Dios del pasado, sino también de hoy, de nuestro presente. No es algo de los demás ajeno a nosotros, ni pertenece a determinados grupos; Él es nuestro y nosotros de Él.
No hay ningún ser humano que no posea esa parte espiritual , solo que unos la viven y otros no, unos creen más y otros menos, unos se esfuerzan por encontrarla y otros no, pero si se busca la encontraremos, porque ahí está.
Sólo el amor, la humildad, la solidaridad, la falta de odios y violencia, nos pueden permitir adentrarnos en nuestro propio espíritu.
Nadie, otorgándose determinados rangos espirituales puede erigirse o apropiarse , como si fuese un monopolio, de nuestra verdad espiritual. La fuerza espiritual existente en nuestro Universo no discrimina entre sus hijos, en todos está por igual, pero debemos hallarla.
Hay muchos que no sienten esa parte espiritual; como también hay personas que nunca han sentido amor. Pero ello no quiere decir que no exista; como tampoco no quiere decir que, alguna vez, no lo puedan sentir. Igual que no pueden evitar dejar de respirar para poder vivir, tampoco pueden, ni podrán, evitar formar parte y tener ese espíritu en ellos; y fuere cual fuere el momento de sus vidas que lo busquen, hayan hecho lo que hayan hecho, sean lo que sean, vivan donde vivan, estén donde estén, si lo piden, y con fe lo buscan, lo hallarán.
Hasta ahora las religiones debiendo ser un factor importante de entendimiento, dada la importancia que tiene el espíritu en la vida de los humanos, lo que han hecho históricamente, y siguen haciendo ,es servir de fronteras entre nosotros. ¿Cómo podemos pensar que existan fronteras en el espíritu?. Es imposible.
Las religiones deben dejar de ser fronteras que distancien a los seres humanos entre si.
Hay muchos seres humanos que viven en una gran paz espiritual, que sufren por las penalidades de nuestro mundo, que ayudan, que realizan actos de solidaridad en el anonimato, que no sienten desprecio por otras razas, que aman la naturaleza, que desean que se acaben las guerras, las discriminaciones, el hambre y la violencia. Todos esos seres humanos, hoy, se hallan en cualquier parte del mundo, están diseminados viviendo en diferentes culturas y religiones, bajo diferentes regímenes políticos, en sociedades totalmente dispares. Esos seres humanos son la muestra de nuestra igualdad. Son humanos sin fronteras.
________________________________________

HUMANOS SIN FRONTERAS

Los habitantes de nuestro mundo se separan, entre si, por lo aprendido. Son las costumbres y prejuicios asimilados, los que les alejan los unos de los otros. Si nos fijamos en cuáles son los fundamentos en que se basan las grandes tensiones de nuestro mundo, llegaremos a la conclusión de que radican en nuestros pensamientos, en nuestras interpretaciones y puntos de vista, en nuestras concepciones y en nuestras creencias. Y, todo ello, se ha formado influido por fronteras internas. Fronteras que podemos superar, cambiar y erradicar.
Debemos preservar nuestro mundo, y ello solo será desde el equilibrio de nuestros razonamientos.
Somos las puertas de conexión entre el mundo espiritual y el material. Somos la puerta que une esos dos grandes mundos, lo existente y lo inmaterial. Es a partir de nuestra parte humana de sentimientos y de nuestra mente, de donde surgen nuestras ideas, nuestra fuerza creadora. Todo lo material es transformado por nuestra inteligencia. Todo nace de nuestro interior. Por ello, ese interior no puede estar sometido a fronteras creadas por nosotros mismos. Fronteras que solo existen en nuestras mentes.
Ser un humano sin fronteras es ser libre, es mirar a los ojos de los demás y verte a ti mismo. Es sentir tu igualdad.
Es pensar y actuar solidariamente. Es vivir superando fronteras religiosas, de costumbres, lingüísticas, étnicas, de razas, de privilegios del hombre sobre la mujer, sociales, del pasado,...
Humanos sin fronteras tiene como finalidad acercar ,en todo el mundo, a los seres humanos de diferentes razas, religiones y culturas. Tiene por objetivo superar las fronteras interiores que separan a los humanos, único camino hacia la paz, la igualdad y la solidaridad en nuestro planeta.
Para ser un humano sin fronteras no es necesario pertenecer a un club donde apuntar nuestro nombre. Ni llevar una tarjeta de identidad con un número. Es suficiente sentirlo. Incluso manifestarlo de palabra escrita u oral, sobre el papel, en la calle, en una tertulia, en cualquier lugar. Si te gusta este escrito, no dudes en transmitirlo por cualquier medio. No dudes en manifestar que además de todo lo que eres en la vida, a partir de ahora también eres un humano sin fronteras. Dilo en tu soledad y con los demás. Y, por último, pedirte que, en mayor o menor medida, tengas presente en tus actos este manifiesto. Si crecemos en número en todas las culturas, razas y religiones, lograremos, a través de nuestro pensamiento y actuar, un mundo mejor.

Crezcamos.
Sé tú. Sé un humano sin fronteras.

martes, 21 de diciembre de 2010

CUENTO DE NAVIDAD


Que el universo conspire para que se cumplan tus deseos en 2011.



El pino de St. Martin
Un día antes de Navidad, el cura del pequeño pueblo de St. Martin, en los Pirineos franceses, se preparaba para celebrar la misa, cuando empezó a sentir en el aire un perfume delicioso. Era invierno, y hacía mucho que las flores habían desaparecido, pero allí estaba ese aroma tan agradable, como si la primavera se estuviese adelantando.

Intrigado, salió de la iglesia para buscar el origen de semejante maravilla, y acabó encontrando a un muchacho sentado frente a la puerta de la escuela. Junto a él, había una especie de árbol de Navidad completamente dorado.

- Pero, ¡qué belleza de árbol! - dijo el párroco -. ¡Con ese aroma divino que desprende, parece que ha tocado el mismísimo cielo! ¡Y está hecho de oro puro! ¿Dónde lo conseguiste?

El joven no reaccionó con especial alegría a los comentarios del religioso.

- Es cierto que este árbol, como usted lo llama, cada vez ha ido pesando más mientras lo cargaba hasta aquí caminando, y que las hojas se han puesto duras. Pero eso no puede ser oro, y me da miedo pensar en lo que dirán mis padres cuando vean lo que les traigo.

El muchacho relató entonces su historia:

- Hoy por la mañana salí hacia la ciudad de Tarbes para comprar un árbol de Navidad con el dinero que mi madre me había dado. Pero ocurrió que, al cruzar un poblado, vi a una señora mayor, sola, sin familia con quien celebrar la gran fiesta de la Cristiandad, y le di un poco de dinero para la cena, confiado en que luego sabría arrancarle un descuento al vendedor de la floristería.

"Al llegar a Tarbes, pasé frente a la gran prisión, y había allí algunas personas esperando la hora de la visita. Estaban todos tristes, pues iban a pasar esa noche lejos de sus seres queridos. Escuché que algunas de estas personas comentaban que ni siquiera habían conseguido comprar un pedazo de tarta. En ese mismo momento, impulsado por ese romanticismo que tienen los de mi edad, decidí compartir mi dinero con esas personas que lo necesitaban más que yo. Apenas guardaría una mínima cantidad para el almuerzo. Como el florista es amigo de mi familia, seguro que me daría el árbol, a cambio de que yo trabajase para él durante la semana siguiente, pagando así mi deuda.

"Sin embargo, cuando llegué al mercado me enteré de que el florista que conocía no había ido a trabajar. Intenté por todos los medios que alguien me prestase dinero para comprar el árbol en otro lugar, pero fue imposible.

"Me dije a mí mismo que conseguiría pensar mejor con el estómago lleno, así que me dirigí a una fonda, pero se me cruzó un niño que parecía extranjero y me preguntó si podía darle alguna moneda, pues llevaba dos días sin comer. Imaginando que el niño Jesús alguna vez también debió pasar hambre, le entregué a este otro lo poco que me quedaba, y me volví para casa. En el camino de regreso, le rompí una rama a un pino, y luego intenté retocarla, como podándola, pero fue poniéndose así de dura, que parece de metal, y no se parece ni de lejos al árbol de Navidad que mi madre está esperando.

- Pequeño amigo - dijo el cura -, el perfume de este árbol tuyo no deja lugar a dudas: ha sido tocado por los Cielos. Déjame contarte lo que falta de tu historia:

"En cuanto te alejaste de aquella señora, ella inmediatamente pidió a la Virgen María, madre como ella, que te devolviese de alguna manera el favor recibido. Los familiares de los presos pensaron que se habían encontrado con un ángel, y rezaron agradeciéndoles a los ángeles las tartas que consiguieron comprar. Y el niño con el que te cruzaste, por su parte, le dio las gracias a Jesús por haber saciado su hambre.

"La Virgen, los ángeles, y el propio Jesús escucharon las peticiones de toda la gente a la que ayudaste. Cuando rompiste la rama del pino, la Virgen puso en ella el perfume de la misericordia. Mientras caminabas, los ángeles iban tocando sus hojas, transformándolas en oro. Por último, con todo ya concluido, Jesús examinó el trabajo, lo bendijo, y a partir de ahora, a quien toque este árbol de Navidad se le perdonarán los pecados y se le cumplirán los deseos.

Y así ocurrió. Cuenta la leyenda que el pino sagrado aún se encuentra en St. Martin; pero su poder es tal que su bendición alcanza a todos los que ayudan al prójimo en la víspera de la Navidad, por muy lejos que se encuentren de este pequeño pueblo de los Pirineos.
(inspirado en una historia jasídica)

PAULO COELHO

domingo, 12 de diciembre de 2010

GLORIA FUERTES




A esta isla que soy, si alguien llega,
que se encuentre con algo es mi deseo;
manantiales de versos encendidos
y cascadas de paz es lo que tengo.





AMOR QUE LIBERA

Ya no soy la niña amarga
que tenía un mar de llanto
y alta ortiga por el alma.
Ya no soy la niña enferma                                             
que al oír risas lloraba;                                                                                    Gloria Fuertes
ya salí del solitario
bosque que me acorralaba.                                                                 
Ahora soy la niña verde,
porque floreció mi calma.
Ya no soy la loca triste,
ya no soy la niña blanca,
nuevo amor ha traspasado
con el nardo de su lanza
mi corazón, que ahora tiene
un nombre de menta y ámbar.
¡Ay cuánta sonrisa noto
que trepa por mis espaldas!
¡Qué brillo tienen mis ojos
-viudos de siete mil lágrimas-!
La vida me sabe a verso
y los besos a manzana.
-El monte arregla sus pinos,
por las rocas el mar baila-.
El amor danza en mi pecho.
¡Ya me quiere! ¡Ya me aguarda!
Ya no soy la loca triste,
que al oír risas gritaba;
ahora soy la niña dulce,
ya no soy mujer amarga.
_______________________________________

SIEMPRE HAY ALGUIEN

Quitaros esa máscara,
la tristeza no es más que una careta,
puede durar tanto como tardes en quitártela tú mismo,
prueba.
Estás provocándote llanto artificial, hermano;
he dicho hermano y debí decir amante.
Nos cogemos las manos y no decimos que se siente nada.
Poco a poco se va mezclando nuestra sangre en los
                                                               encuentros.
Un buen día acabaremos por ser la misma cosa.
Libres somos.
Frecuentamos el dolor porque queremos,
como pudiéramos frecuentar el parque.
Hablamos de mutuas soledades,
hablamos de aventuras que tuvimos,
de que todo está lejos,
de que es difícil.
Y nunca hablamos de esto maravilloso que nos va
                                              convirtiendo en ranas.
Quién dijo que la melancolía es elegante?
Quitaros esa máscara de tristeza,
siempre hay motivo para cantar,
para alabar al santísimo misterio,
no seamos cobardes,
corramos a decírselo a quien sea,
siempre hay alguien que amamos y nos ama.

sábado, 11 de diciembre de 2010

RESPUESTA DE UN SABIO

   Dos niños patinaban en un lago congelado de Alemania.Era una tarde nublada y fría.
   Los niños jugaban despreocupados.De repente, el hielo se quebró y uno de los niños se cayó, quedando preso en la grieta del hielo.El otro, viendo su amigo preso y congelándose, tiró un patín y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas hasta, por fin, conseguió quebrarlo y libertar el amigo.
   Cuando los bomberos llegaron y vieron lo que había pasado, preguntaron al niño:“¿Cómo conseguiste hacer eso?¡Es imposible que consiguieras partir el hielo, siendo tan pequeño y con tan pocas fuerzas!
   En ese momento, el sabio Albert Einstein, que pasaba por allí, comentó:Yo sé cómo lo hizo.
¿Cómo? - Le preguntaron.
“Es sencillo, respondió Einstein, no había nadie para decirle que no era capaz”.
   Actúa siempre así, elimina de tu vocabulario las palabras..."No puedo".
Cuando nacimos, no conocíamos el temor, el miedo, fue durante nuestro desarrollo que las palabras negativas se fueron sembrando y por desgracia en algunos más o menos, esas palabras hecharon raíces muy profundas, cuantas veces en tu crecimiento tuviste la opción de hacer algo pero siempre existían las palabras sabias de los experimentados..." si saltas de ese escalón, te vas a caer"... y que pasaba? si, te caías, pero era por algo que venía a entorpecer tu enfoque, te sembraba la desconfianza y aquella seguridad que tú tenías antes de que te dieran ese sabio consejo, zas, se desmoronaba y después ya no lo intentabas de nuevo.Y así pasaron días, meses, años, muchas veces de lo mismo y dejaste de intentar, y mejor caminabas a la segura.Hoy en día no importa tu edad puedes hacer muchas cosas que has dejado, solamente hazlo, tú puedes!!!!

martes, 30 de noviembre de 2010

Feliz cumpleaños - Happy birthday (Greynautz)

Inma es una niña de trece años. Está en esa edad difícil de cambio entre niñez y adolescencia.

Son las 7:30 de la mañana, llamo a su puerta y la despierto para que se vaya preparando para ir a clase.
Hay días que ya esta levantada aunque no son la mayoría de ellos.
A las 7:50 sale disparada hacia el colegio...Hola y adiós hasta la hora de comer.

Termina el "cole" a las 14:30 pero no llega a casa hasta las tres. Periodo de tiempo que no se donde anda ya que el camino a casa desde que sale hasta que llega no supone mas de diez minutos.

Llega a plato puesto, o lo que es lo mismo..llegar y besar el Santo, o lo que es lo mismo, la comida en el plato.
No come mucho, y la mayoría de los días acabo tirando medio plato a la basura.

Yo me encargo de fregar los platos por la mañana y por la noche.
A ella le toca al mediodía, pero por no se que razón aun, llegan las 22:00 de la noche y no ha fregado por lo que se acumulan los platos de la comida y los de la cena.
Entonces es cuando ella ve la cantidad de platos que se acumulan en el fregadero y decide hacerse la "longi"...osea, no me acuerdo de lo que me dijisteis a las tres de la tarde.
Ya no es el hecho de recordárselo todos los días, mas bien es que no le apetece fregar los cacharros...motivo aun que desconozco.

Como toda niña en periodo de madurez esta con eso de encontrar un novio...que digo yo que tendrá tiempo, pero ella piensa que lo mismo no lo encuentra...fíjate, con todo el tiempo que hay en esta vida su prioridad es tener un amigo en quien encontrar algo que le distinga de las demás niñas que no tienen novio, no vaya a ser que la llamen rara por no tener novio como el resto de sus amigas a esta edad que tienen.

Aveces no se da cuenta y juega con sus hermanos poniéndoles reglas absurdas que los niños no entienden por que para un niño no hay reglas, ellos solo quieren jugar e imaginar sus aventuras.
Por lo que acaban llorando cuando ella pone sus normas que por su puesto ellos no entienden...como todo niño de seis y ocho años.

Le explicamos las cosas para que ella las entienda sobre como fuimos nosotros a su edad tanto en las vivencias, amigos y amigas, los estudios, las pandillas, la música.. en definitiva nuestras experiencias a su edad.
Ella parece comprenderlo mientras nos escucha aunque su gestos parecen indicar que a ni la va ni la viene...cosa que bueno, uno hace lo que puede para ayudar.
Quizás deba vivir todas esas experiencias para descubrir su mundo.
Nosotros solo la aconsejamos....ella va por libre, por un oído entra y por otro le sale.

Como la mayoría de las niñas de su edad tiene el cuarto ordenado ya que eso si, con todo el tiempo que tiene cuando acaba los deberes puede organizar su cama y su ropa.
Al menos nos quedamos con eso, ya que cuando sea mayor se dará cuenta que las cosas tienen un orden como cualquier cosa de esta vida.

Hace tiempo que dejo de jugar con las muñecas y ahora aprovecha el tiempo para leer mientras se distrae de lo que se supone las cosas por las que podría hacerlo, como los novios y la calle.
Ese lugar en el que todo "mola" y esta a un paso de casa, donde podemos encontrarnos cualquier sorpresa cada día.

Aun no la conozco mucho e intento comprenderla, ella aun no entiende lo que supone tener mas experiencia en esta vida y piensa que somos unos abuelos que solo pretendemos cortarla el "rollo" por que no la entendemos, eso debe pensar.

Inma es una niña de trece años que vive sus primeras experiencias como adolescente.

Por cierto, hoy es su cumpleaños así que... ¡¡¡ MUCHAS FELICIDADES INMA !!!.

Espero que en este día lo hayas pasado bien. Recordarte que hace trece años viniste a esta vida y que a pesar de no conocernos mucho ya llevamos juntos un año.

Solo vivimos una vez y tenemos suerte de poder estar aquí, rodeados de la gente que te quiere de verdad, que es un misterio saber por que hemos venido a esta vida pero que aunque a veces no entiendas las cosas que decimos, lo hacemos por ti,...quizás algún día lo llegues a entender y al volver a leer estos párrafos...SONRÍAS.






Gracias Ivan por tus palabras hacia ella...13 años, quien me lo iba a decir...


Si, hoy hace 13 años que está aquí con nosotros. Cuando nació recuerdo que nos asombramos todos, matrón, ats y yo al ver como me miraba y sonreía al ponerla sobre mi vientre. Esa sensación que sentí al tener a mi hija fuera de el, tan calentita, tan mía...

Aun con sangre ella y esa grasa con la que nacemos y tan dolorida yo, recuerdo el beso que le di y la emoción que me recorría por todo mi ser. Las lágrimas que caían por mi cara no eran por pena, eran de amor...

Han pasado unos años desde entonces...

Me duele cuando le hacen daño aunque sea con palabras, y aunque no me guste mucho algunas veces, también soy feliz cuando el chico que le gusta le dice cosas buenas y le da buenos consejos.

Es tan parecida a mi... Al ver lo que hace, me hace transportar a veintitantos años atrás.

Sólo espero Inmaku, que algún día vuelvas a leer estas palabras y que si no te ríes, al menos sepas y tengas esa seguridad de que te queremos, que estamos contigo, aunque te castigue y te demos todos la brasa. A todos nos lo han hecho. Algún día tu lo harás también, sino con tus hijos, con tus sobrinos, tranquila, es ley de vida.

Desearte lo mejor para este año que empiezas. FELICIDADES Y RECUERDA QUE TE QUIERO GUAPA.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Adagio in G Minor (Albinoni)



En momentos en los que me encuentro como ahora así un poco como de bajón, no hay otra cosa que más me consuele que el Adagio de Albinoni... Desde que era pequeña.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

CONFERENCIA VIOLENCIA DE GÉNERO

El lunes pasado día 22 de Nov., hicimos la conferencia con Ana Soledad Ruiz Seguín (Directora General de la Violencia de Género de la Junta de Andalucía), para conmemorar el 25 de Noviembre día contra la Violencia de Género.
Tanto mi compañera Rocío, como la presidenta de la Asociación de Mujeres Progresistas "IRIS", Kika, al igual que yo hemos pasado unas semanas un tanto ajetreadas.
Días en los cuales nos han faltado horas de sueño de tanto darle vueltas a la cabeza. Horas que han pasado volando de tantas cosas que hemos hecho. Mandar correos, llamar a distintas Asociaciones, cartas a socias, visitas a la Concejalía de la mujer, a Institutos, colegios, notas de prensa... No se nos ha quedado nada en el tintero.
Empezó la Presi (Kika) con ese pedazo de discurso que entre las tres confeccionamos, a continuación leimos mi hija Inma, Rocío, Cabe, Yo, Paqui y Kika el poema de "Recibí flores hoy", con el cual más de un@ en la sala se emocionó. A nuestra invitada Ana Soledad le encantó y nos pidió antes de marcharse el poema para llevárselo.

Empezó introduciéndonos a lo que era el maltrato a las mujeres, el por qué celebrar el día 25 de Noviembre el día de la Violencia de Género, a continuación nos explicó que los informes según el Instituto de la Salud, la Discriminación o Violencia de Género, parecía tener brotes pandémicos.
Hay más mortandad por ésta que por accidentes de tráfico y cáncer. La edad variaba entre niñas de 15 años, 17 años a mujeres mayores.
Con lo cual Naciones Unidas quiere atajar ésto.

El maltratador suele ser un hombre normal, buen amigo, hijo, hermano, compañero de trabajo...
Se utiliza como herramienta para someter con lo cual es un delincuente moral.
Busca dominar para reforzarse como hombre:
-Yo domino.
-Yo me refuerzo.
Todo ésto sin presión social.

Patrón definido de Violencia de Género:
Igual a una pirámide. Pues hay una escalada de tensión donde él pretende que dependa de él. Sutilmente la somete. Va subiendo escalones en esta pirámide dejándola trabajar pero acosándola para que a la vez no se comunique con nadie, sin tener posibilidad de tener vida social. Recogiéndola a la salida del trabajo, sin apenas vida social. En todo este tiempo el maltrato es psicológico pues hay desprecios, malas palabras...
Durante puede que muchos años o tiempo sin concretar, este delincuente emocional empieza con los malos tratos físicos donde no solo la insulta sino pasa a pegarla, violarla..
Ya ha llegado a la cima de la pirámide y es cuando llega la llamada "Luna de Miel", pidiendo perdón, llorando y haciéndose incluso la víctima. Donde la mayoría de las mujeres después de haber pasado tanto tiempo de malos tratos psicológicos llega incluso a creérselo, e ahí el por qué de su perdón.
Esta luna de miel puede durar años e incluso nacer hijos en este periodo, con lo cual ella pasa a ser más sumisa, pues llegan las amenazas con los críos, donde los utiliza como gancho e incluso a maltratarlos a ellos también.
Esta pirámide pasa a ser un círculo vicioso donde cada vez más rápido pasa por estas fases.
Escalada, cima, luna de miel o descenso así sucesivamente. Hasta que la "Víctima" decide dar el paso, entonces es cuando este "Delincuente emocional", empieza con amenazas con los niños y hacia ella. Hecho real que se sucede día a día en miles de hogares.

En Andalucía, son casi 27.000 denuncias el año pasado. De 7.000 órdenes de protección solo contamos con 68 pulseras GPS. Entre 100 y 120 mujeres están en "Riesgo Alto" o lo que es lo mismo con escolta las 24 horas al día.
Tanto el Departamento de Igualdad, como la Junta de Andalucía lleva años trabajando para luchar por acabar con esta lacra y sensibilizándose.
Aportando escuelas entornos sociales y familiares.
Ayudando a las víctimas a explicar, hacer saber lo que sucede en su hogar, para así poder ayudarlas mejor...

Este es un resumen mas o menos de lo que habló esta profesional en la conferencia la cual terminó diciendo:
SI NO HAY CAMBIO SOCIAL NO PODREMOS ATAJAR.

Yo, como humilde oyente, como víctima en mi día, comprendí cada palabra. Fue un placer poder contar con ella para una conferencia de este calibre.
Mis compañeras al igual que yo descansamos después de ésta y hoy por hoy me siento bien por nuestro trabajo, por poder hacer ver a mas gente lo que significa VIOLENCIA DE GÉNERO, para así ayudar a más mujeres y a sus hijos.
Ayudar para que estos asesinos no se salgan con la suya, pues no son dueños de la vida de sus esposas con las cuales decidieron libremente casarse un día "por amor". Porque son solo éso sus esposas, no sus mujeres.

domingo, 21 de noviembre de 2010

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

null
Paulo Coelho
1)Todos los hombres son diferentes. Y deben hacer lo posible para continuar siendolo.
2) A todo ser humano le fueron concedidas dos formas de actuar: la acción y la contemplación. Ambas conducen al mismo lugar.
3) A todo ser humano le fueron concedidas dos cualidades: el poder y el don. El poder dirige al hombre al encuentro con su destino, el don le obliga a compartir con los otros lo que hay de mejor en sí mismo. Un hombre debe saber cuando usar el poder y cuando usar el don.
4) A todo ser humano le fue dada una virtud: la capacidad de escoger. Quien no utiliza esta virtud la transforma en una maldición, y siempre los otros escogerán por él.
5) Todo ser humano tiene derecho a dos bendiciones, a saber: la bendición de acertar y la bendición de equivocarse. En el segundo caso, siempre existe un aprendizaje que lo conducirá al camino correcto.
6) Todo ser humano tiene un perfil sexual propio, y debe ejercerlo sin culpa – siempre que no obligue a los otros a ejercerlo con él.
7) Todo ser humano tiene una Leyenda Personal a ser cumplida, y ésta es su razón de estar en este mundo. La Leyenda Personal se manifiesta a través del entusiasmo con lo que hace.
Parágrafo único: se puede abandonar por un cierto tiempo la Leyenda Personal, siempre que no se la olvide y se vuelva a ella tan pronto como sea posible.
8) Todo hombre tiene su lado femenino, y toda mujer tiene su lado masculino. Es necesario usar la disciplina con intuición, y usar la intuición con objetividad.
9) Todo ser humano tiene que conocer dos lenguajes: el lenguaje de la sociedad y el lenguaje de las señales. Uno sirve para la comunicación con los demás. El otro sirve para entender los mensajes de Dios.
10) Todo ser humano tiene derecho a buscar la alegría, y se entiende por alegría algo que lo deja contento, no necesariamente aquello que deja contentos a los otros.
11) Todo ser humano debe mantener viva dentro de sí la sagrada llama de la locura. Y debe comportarse como una persona normal.
12) Solamente los siguientes puntos son considerados faltas graves: no respetar el derecho del prójimo, dejarse paralizar por el miedo, sentirse culpable, creer que no merece lo bueno o lo malo que le sucede en la vida, y ser cobarde.
Parágrafo 1 – amaremos a nuestros adversarios, pero no haremos alianzas con ellos. Fueron colocados en nuestro camino para probar nuestra espada, y merecen el respeto de nuestra lucha.
Parágrafo 2 - escogeremos a nuestros adversarios.
12a) Queda decretado el fin del muro que separa lo sagrado de lo profano: a partir de ahora, todo es sagrado.
14) Todo cuanto es hecho en el presente afecta al futuro como consecuencia, y al pasado como redención.
15) El imposible es posible.

jueves, 18 de noviembre de 2010

ALMANAQUE 25 DE NOVIEMBRE

Esta es nuestra creación de Rocío y mía, un almanaque que regalaremos el próximo Jueves 25 de Noviembre. Nos sentimos orgullosas de poder ayudar para esta buena causa, para de alguna manera, rebelarnos ante una de las lacras que todavía pudre esta sociedad.

lunes, 15 de noviembre de 2010

SIERRA MORENA by MANUEL GALAN RODRIGUEZ

video


Este video ha sido creado por mi hermano Manolo, las imágenes son de la Sierra Morena, Sierra que tenemos a un pasito... Aunque donde están hechas las fotos están a mas de unos cuantos.

viernes, 12 de noviembre de 2010

FILOSOFIA DE LA VIDA.

 

"Un profesor, delante de sus alumnos de la clase de filosofía, sin decir ni una palabra, cogió un bote grande de vidrio y procedió a llenarlo con pelotas de golf.
Después, pregunto a los estudiantes si el bote estaba lleno.
Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que si.
El profesor cojio una caja llena de perdigones y los vació dentro del bote. Estos llenaron los espacios vacíos que quedaban entre las pelotas de golf.
El profesor volvió a preguntar de nuevo a los estudiantes si el bote estaba lleno, y ellos volvieron a contestar que si.

Después, el profesor cojio una caja de arena y la vació dentro del bote. Por supuesto que la arena lleno todos los espacios vacíos.
El profesor volvió a preguntar de nuevo si el bote estaba lleno.
En esta ocasión los estudiante le respondieron con un SI unánime.
El profesor, rápidamente añadió dos tazas de café al contenido del bote y, efectivamente, lleno todos los espacios vacíos entre la arena.
Los estudiantes reían.

Cuando la risa se fue apagando, el profesor les dijo: "Quiero que os fijéis que este bote representa la vida.
Las pelotas de golf son las cosas importantes como la familia, los hijos, la salud, los amigos, el amor.....cosas que apasionan.
Son cosas que, aunque perdiéramos el resto y nada mas nos quedasen estas, vuestras vidas aun estarían llenas.
Los perdigones son las otras cosas que nos importan, como el trabajo, la casa, el coche...
La arena es el resto de las pequeñas cosas"

Continuo diciendo:
" Si primero pusiéramos la arena en el bote, no habría espacio para los perdigones, ni para las pelotas de golf.
Lo mismo sucede con la vida.
Si utilizáramos todo nuestro tiempo y energía en cosas pequeñas, no tendríamos nunca lugar para las cosas realmente importantes.
Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad.
Ve con tu pareja a cenar, juega con tus hijos, concedete tiempo para ir al medico, practica deporte, disfruta con tu afición favorita..........y termino diciendo:
"Siempre habrá tiempo para limpiar la casa, para reparar la llave del agua. Ocupate primero de las pelotas de golf, de las cosas que realmente te importan. Establece tus prioridades......el resto es solo arena."

Uno de los estudiantes levanto la mano y le pregunto que representaba el café. El profesor sonrió y le dijo:
"¡ Me encanta que hagas esta pregunta !.
El café es para demostrar que aunque tu vida te parezca llena, siempre hay un lugar para dos tazas de café con un amigo."

- ANÓNIMO -

miércoles, 10 de noviembre de 2010

♥*CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO*♥POEMA-Recibí Flores Hoy" Recitado a och...



Ha llegado mi momento... Mi momento de sacar a la luz y sin vergüenza estas cicatrices que aún todavía hoy me acompañan.
 Aunque han pasado los años, son cicatrices interiores que por más que he perdonado todavía al escuchar canciones, ver las noticias o videos como éste aún me duelen.

Duele... si, duele. Ahora no es el mismo dolor de antes.
Ya no es un dolor físico.
Ya no me maquillo para salir a la calle tapándome los moratones.
Ya no me escondo tras unas grandes gafas, ni me recojo en mí misma.
He aprendido a valorarme, a quererme, a ser libre, a decir basta ya, hasta aquí, ya no puedo ni aguanto mas... a decir ADIÓS.
Mi destino caprichoso ha querido que en este preciso momento me encuentre con este trabajo, en el cual al día de hoy me siento se puede decir que realizada. Realizada porque estoy trabajando en un proyecto en el cual estoy implicada, identificada en un pasado.... Y quiero luchar con todos mis medios posibles para el presente de muchas (por desgracia) mujeres, pero sobre todo, por el futuro. Futuro que pertenece a nuestros hijos, a nuestros nietos... a nosotros...Futuro que está en nuestras manos.
Manos de mujeres-madres. Somos las engendradoras, las que vivimos esos 9 meses con nuestros hijos en nuestro vientre para traerlos al mundo.
Debemos luchar para no traer mas maltratadores, para que en un futuro no muy lejano se nos respete.
Por una igualdad, por unos derechos, porque todos somos iguales.
Mis cicatrices sanaron hace mucho, pero hay cicatrices que no se ven y al igual que los buenos recuerdos, éstas, quedan conmigo después de tanto tiempo. A éstas les cuesta tiempo cicatrizar. Son parte de mi aprendizaje.

DI NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO, GRITA BASTA YA.

viernes, 5 de noviembre de 2010

EL LIBRO DE LA MUJER: Sobre el poder de lo femenino.- Osho (Cap.8 ) Maternidad

 

Maternidad







¿Podrías hablar sobre la responsabilidad, para una mujer, de ser madre?



Ser madre es una de las mayores responsabilidades que hay en el mundo. Hay tanta gente en los divanes de los psicoanalistas, y hay tanta
gente loca en los manicomios y fuera de los manico­mios. Si profundizas en la
neurosis de la humanidad, siempre en­
contrarás a la
madre, porque hay tantas mujeres que quieren ser
madres pero no saben cómo serlo. En
cuanto la relación entre la madre y el niño
va mal, la vida entera del niño va mal, porque ese es su primer contacto con el
mundo, su primera relación. Todo lo
demás
estará en continuidad con ello. Y si el primer paso va mal,
la vida entera va mal...

Una mujer debería hacerse madre sabiendo lo que hace. Estás tomando una de las mayores responsabilidades que puede tomar un ser humano.

Los hombres son un poco más libres en ese sentido porque no pueden tomar la responsabilidad de ser madre. Las mujeres tienen más responsabilidad. Así que sé madre, pero no des por sentado que por el mero hecho de ser una mujer eres necesariamente una madre, eso es una
falacia.

La maternidad es un gran arte; tienes que aprenderlo. ¡Así que empieza a aprenderlo! Me gustaría decirte algunas cosas:



Primero, nunca trates al niño como si fuera tuyo, nunca lo poseas. Viene a través de ti, pero no es tuyo. Dios te ha usado como vehículo, como instrumento, pero el niño no es una posesión tuya. Ámalo, pero nunca poseas al niño. Si la madre empieza a poseer al niño, entonces se destruye la vida. El niño empieza a ser un prisio­nero. Estás destruyendo su personalidad y lo estás reduciendo a una cosa. Sólo una cosa puede ser poseída: una casa puede ser poseída, un coche puede ser poseído, nunca una persona. Así que ésta es la pri­mera lección, prepárate para ella. Antes de que llegue el niño debe­rías estar lista para recibirlo como un ser independiente, como una
persona por derecho propio, no simplemente como tu hijo o tu hija.



Y lo segundo: trata al niño como tratarías a una persona adul­ta. Nunca trates al niño como a un niño. Trata al niño con profun­do respeto. Dios te ha elegido como anfitriona. Dios ha entrado en tu ser como huésped. El niño es muy frágil, desvalido. Es muy di­fícil respetar al niño. Es muy fácil humillar al niño. La humillación resulta fácil porque el niño está desvalido y no puede hacer nada, no puede tomar
represalias, no puede reaccionar.

Trata al niño como a un adulto, y con gran respeto. En cuanto respetas al niño, no tratas de imponerle tus ideas. No tratas de im­ponerle nada. Simplemente le das libertad, libertad para explorar el mundo. Le ayudas a hacerse más y más poderoso en la exploración del mundo, pero nunca le das instrucciones. Le das energía, le das protección, le das seguridad, todo lo que necesite, pero le ayudas a alejarse de ti para explorar el mundo.

Y, por supuesto, la libertad incluye también el error. Es muy di­fícil para una madre aprender que cuando das libertad al niño no se trata sólo de libertad para el bien. Es también necesariamente la libertad para hacer mal, para cometer errores. Así que haz que el niño esté alerta, sea inteligente, pero nunca le
des mandamientos,
nadie los cumple, y
la gente se vuelve hipócrita. Así que si real­
mente amas al niño, lo que hay que recordar es: nunca, nunca le ayudes
de forma alguna, nunca le fuerces de forma alguna a vol­verse hipócrita.



Y lo tercero: no escuches a la moralidad, no escuches a la reli­gión, no escuches a la cultura, escucha a la naturaleza. Todo lo que es natural es bueno, incluso si a veces te resulta muy difícil, muy in­cómodo. Porque no te han educado según la naturaleza. Tus padres no te educaron con verdadero arte, amor. Fue algo accidental. No re­pitas los mismos errores. Muchas veces te sentirás muy incómoda...

Por ejemplo, un niño pequeño comienza a jugar con sus órga­nos sexuales. La tendencia natural de la madre es parar al niño, porque le han enseñado que eso está mal. Incluso si siente que no hay nada malo en ello, si hay alguien presente se siente un poco avergonzada.
¡Siéntete avergonzada! Ese es tu problema; no tiene nada que ver con el niño.
Siéntete avergonzada. Incluso si pierdes
respetabilidad
en la sociedad, piérdela, pero nunca interfieras con
el niño. Deja
que la naturaleza siga su curso. Tú estás ahí para fa­
cilitar lo que
la naturaleza vaya desarrollando. Tú no eres quién para dirigir a la naturaleza.
Estás ahí para ayudar.



Así son estas tres cosas... y empieza a meditar. Antes de que nazca el niño deberías entrar todo lo profundamente que puedas en la meditación.

Cuando el niño está en tu vientre, cualquier cosa que haces va continuamente al niño como vibración. Si estás enfadada, tu estó­mago tiene la tensión de la ira. El niño lo siente inmediatamente. Cuando estás triste, tu
estómago tiene la atmósfera de la tristeza.
Inmediatamente el niño se siente
apagado, deprimido.

El niño depende totalmente de ti. Del humor que estés tú, de ese humor está el niño. Ahora mismo el niño no tiene indepen­dencia. Tu atmósfera es su atmósfera. Así que no más peleas, no más enfados. Por eso digo que ser madre es una
gran responsabili­dad. Tendrás que sacrificar muchas cosas.

Ahora, durante los siete meses que vienen tienes que estar muy, muy alerta. El niño es más importante que ninguna otra cosa. Si alguien te insulta, acéptalo, pero no te enfades.

Di: «Estoy embarazada, y el niño es más importante que enfa-darme contigo. Este episodio pasará y a los pocos días no recordaré quién me ha insultado y lo que he hecho.
Pero el niño va a estar al menos se­
tenta, ochenta años en el
mundo. Es un gran proyecto.» Si quie­
res, puedes
tomar nota de ello en tu diario. Cuando nazca el niño,
entonces te puedes enfadar, pero no ahora mismo. Simplemente di: «Soy una madre embarazada. No me puedo enfadar, no está per­mitido.» Esto es lo que yo llamo comprensión sensible.

No más tristeza, no más ira, no más odio, no más peleas con tu pareja. Ambos tenéis que cuidar del niño. Cuando hay un niño, vo­sotros dos sois secundarios; el niño tiene todas las preferencias. Porque va a nacer una nueva vida... y va a ser vuestro fruto.

Si ya desde el principio entra en la mente del niño ira, odio, conflicto, entonces estáis causándole el infierno. Sufrirá. Entonces es mejor no traer al niño al mundo. ¿Para qué traer un niño al su­frimiento? El mundo está en un sufrimiento tremendo.



En primer lugar, traer un niño a este mundo es algo muy arriesgado. Pero incluso si quieres hacerlo, al menos trae a un niño que será totalmente diferente en este mundo, que no será desgra­ciado, que al menos contribuirá a que el mundo tenga un poco más de celebración. Traerá un poco más de festividad al mundo... un poco más de risa, amor, vida.

Así que durante estos días, celebra. Baila, canta, escucha músi­ca, medita, ama. Sé muy suave. No hagas nada apresurado, con pri­sa. No hagas nada con tensión. Hazlo lentamente. Aminora el paso absolutamente. Va a llegar un gran huésped, tienes que recibirlo. God Is Not For Sale, cap 6

.



¿Cómo puedo cumplir mejor mi deber como madre?



No lo consideres un deber. Uno tiende a considerarlo un deber, y el día que lo consideras un deber, algo muere, algo con un valor inmenso desaparece. La relación se ha roto. Considéralo una cele­bración. El niño es un regalo de Dios. Sé respetuosa con el niño, no sólo amorosa, sino también respetuosa. Si no hay respeto, el amor
se vuelve posesivo. Si hay respeto, ¿cómo vas a poseer?

No puedes poseer a alguien a quien respetas. La idea misma es fea, irrespetuosa. Poseer a una persona significa reducirla a una cosa. Y una vez que el niño es tu posesión, te sientes cargada. En­tonces hay un
deber que cumplir, y luego las madres hablan du­
rante toda su vida de cuánto han hecho.

Una madre verdadera nunca dirá una sola palabra sobre lo que ha hecho, y no sólo no lo dirá: nunca siente que lo haya hecho. Lo ha disfrutado; se siente agradecida al niño. No es sólo el naci­miento del niño: simultánea-mente naces de una forma nueva, la madre nace. Un aspecto es el nacimiento del niño; otro aspecto es que ha nacido tu maternidad. El niño te ha transformado tremen­damente. Te ha dado algo. Ya no eres la misma persona. Hay una gran diferencia entre una mujer y una madre.

Así que sé amorosa, sé respetuosa, y ayúdale a crecer de tal forma que no le pongas trabas. Desde este mismo momento, des­de el mismo comienzo, hay que estar alerta sobre esto. Y recuer­da no repetir el mismo patrón que has aprendido de
tu madre.
Eso es muy natural porque
eso es lo que sabes sobre cómo debe
ser
una madre, y repetirás con tu niño la conducta de tu madre,
y eso será
un error. Sé absolutamente nueva. Olvídate de todo lo que has aprendido de tu madre; no sigas eso. Sé completamente nueva,
responde de forma nueva. Escucha las necesidades de tu niño y responde con unas cuantas nociones absolutamente cer­teras.

Una de ellas es: da amor, pero nunca des una estructura. Da amor, pero nunca des un carácter. Da amor, pero la libertad tiene que permanecer intacta. El amor no debería ser una invasión de su libertad. Nadie piensa
en la libertad de un niño pequeño, pero
¿cuándo pensarás en ello? Mañana seguirá siendo pequeño..., ¿pa­sado
mañana...? De hecho, la madre nunca considera a su hijo o hija como una persona adulta capaz de ser libre.
Nunca. Porque la distancia entre tú y el hijo o hija siempre seguirá siendo la
misma.
Si es una distancia de veinte años, seguirá siendo de veinte
años. Así que desde este mismo momento,
desde el mismo comienzo, sé respetuosa y dale libertad.

Y si a veces llora, no es necesario preocuparse por ello. Deja que llore, déjalo solo un poco. No es necesario correr siempre y es­tar siempre atenta para servirle. Eso parece amor, pero en realidad estás interfiriendo en su libertad. Puede que no necesite leche; a veces un niño simplemente llora. Un niño simplemente disfruta llorando, esa es su única forma de expresarse. No tiene lenguaje, ese es su
lenguaje; grita, llora. Deja que llore, no hay nada de malo
en ello. Está intentando relacionarse con el mundo. No trates de consolarlo, no le des el pecho inmediatamente. Si no tiene hambre, darle el pecho es como una droga.

Las madres usan sus pechos como una droga, ¿mm? El niño empieza a beber, se olvida de llorar y se duerme. Es cómodo, pero has empezado a
invadirle. Si no quiere la leche, si no está anhe­lándola, déjalo. Entonces nunca necesitará ninguna terapia esen­cial.
Las personas que gritan en la terapia esencial son las perso­nas con las que se interfirió durante su infancia
y nunca se les
permitió gritar.

Permíteselo todo y deja que sienta que es él mismo. Déjale más y más que sienta que es él mismo; interponte menos y menos en su camino. Ayúdale, nútrelo, pero deja que crezca por sí mismo. Incluso a veces, cuando sientas que va mal, no eres quien para juz­gar. Si va mal en tu opinión, esa es sólo tu opinión. Eso es lo que tú piensas. Puede que no vaya mal.

Él no está aquí en este mundo para seguir tu opinión. Y es muy fácil imponerle tus opiniones porque él está desvalido. Su supervi­vencia depende de ti; tiene que escucharte. Si dices: «No hagas eso», incluso si quiere hacerlo y se siente bien haciéndolo, tendrá que parar, porque es arriesgado ir contra ti.

Una madre verdadera permitirá a su niño tanta libertad que, incluso si quiere ir contra su opinión, se lo permitirá. Simplemen­te díselo con claridad: «En mi opinión eso no está bien, pero eres libre para hacerlo.» Déjale que
aprenda con su propia experiencia.
Así es como uno se hace
realmente maduro; de otra forma la gen­
te sigue
siendo infantil. Crecen en edad, pero no crecen en su
conciencia. De
forma que su edad física puede ser de cincuenta años, y su mente quizá es de sólo once, diez, doce años o algo así.
Trece años es la edad mental media de la gente. Eso significa que
dejan de crecer a esa edad, y esa es la media. En
el cálculo de esa media se incluye a Albert Einstein y a los Budas y a los
Cristos. Si piensas en personas reales, su edad mental es muy baja. Viene a ser
de unos siete u ocho años; alrededor de los siete años el niño se para. Y nunca crece, simplemente sigue.

Dale tu amor, comparte tu experiencia, pero nunca le impon­gas nada. Y entonces crecerá y será una bella persona. Don't Look Befare
You Leap,
cap. 30..







Cuando di a luz a mi primer hijo, sentí que y o también estaba naciendo de alguna manera. ¿Puedes hablar so­bre el nacimiento de una madre?

Siempre que nace un niño, no sólo nace el niño -esa es una par­te del asunto-; también la madre nace. Antes era una mujer co­rriente; mediante el nacimiento se convierte en una madre. Por una parte nace el niño; por la otra, nace la madre. Y una madre es to­talmente diferente a una mujer. Existe una diferencia, toda su exis­tencia se vuelve cualitativamente diferente. Antes puede que fuera una esposa, una amada, pero de pronto eso ya no es importante. Ha nacido un
niño, ha llegado un nuevo tipo de vida: es madre.

sábado, 30 de octubre de 2010

EL BUSCADOR DE JORGE BUCAY

¿Recuerdas mi vida?....

Sigamos escribiendo la historia de nuestra vida...

Un héroe anónimo: Margarita Rojas.avi

Creo que no debemos mirar para otro lado, sino afrontar la realidad tal y como es... y Margarita debe ser un ejemplo para todos nosotros, de lo que el amor puede lograr...

Copiado de la FACTORIA DEL EXITO...Gracias.